Falta de insumos incrementa amputaciones en el país | I21

By on 7 julio, 2014

Debido a la deuda de 1.300 millones de dólares que mantiene el gobierno nacional desde el año 2012, con las 80 casas afiliadas a la Asociación de Técnicos Ortoprotesistas de Venezuela, las clínicas y hospitales sufren la escasez prolongada que afecta a todos los sectores económicos; los pacientes resultan los más perjudicados. Las amputaciones en el país han ido en aumento debido a la falta de insumos

Desde 2012 el Gobierno acumula una deuda de mil 300 millones de dólares con las 80 casas afiliadas a la Asociación de Técnicos Ortoprotesistas de Venezuela. El sector tiene 16 meses esperando la liquidación de divisas, mientras que el Ejecutivo solo ha cancelado 10 % de ese compromiso, monto insuficiente para reactivar el despacho al país. Las clínicas y hospitales sufren la escasez prolongada que afecta a todos los sectores económicos; los pacientes resultan los más perjudicados.

En el caso de los amputados, se calcula que en el país hay 15 mil personas en esta condición, número que ha ido en aumento en los últimos meses por la crítica escasez de stents periféricos, material indispensable para salvar los miembros inferiores. La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos de Laboratorios y Afines (Avadem) presentó un informe en mayo pasado a la Asamblea Nacional donde detalla la problemática, según publicó el diario El Nacional.

?Los médicos podemos evitar, con la ayuda de fármacos, recurrir a este procedimiento, pero si no contamos con los recursos necesarios al cabo de más o menos un mes, inevitablemente hay que amputar?, explicó Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales.

Este producto permite dilatar las arterias y los vasos para restaurar el correcto flujo sanguíneo hacia las piernas y los pies. Este y los que se usan en patologías cardíacas y carotideas faltan en los centros de salud pública y privada, de acuerdo con la Avedem.

En los últimos meses se dejaron de hacer más de 500 angioplastias coronarias (ensanchamiento y despeje de las arterias del corazón) por falta de los stents coronarios en los centros de salud públicos y privados. “Las consecuencias ante la falta de tratamiento comienzan con la falla cardíaca, ataque cardíaco y eventualmente la muerte?.

La escasez de stents carotideos impide resolver la falta de irrigación al cerebro, causa principal de los accidentes cerebro-vasculares. Según el informe, hasta enero se realizaron en el país 20 procedimientos de este tipo al mes; el número bajó a cinco mensuales desde entonces.

En rojo

García detalló que por la falta de insumos se postergan intervenciones electivas como implantes cocleares, un aparato que permite recuperar la audición especialmente en niños de entre tres y cinco años; cirugías bariátricas, que es la reducción del tamaño del estómago en pacientes con obesidad mórbida; o la colocación de válvulas cardíacas.

El protocolo para tratar los infartos de miocardio retrocedió, según sus estimados, unos 20 años. Algunos médicos vuelven a aplicar la estreptoquinasa, un medicamento que disuelve los coágulos en los pacientes que sufren ataques al corazón, porque carecen de stents coronarios, un dispositivo que amplía las arterias estrechas para efectuar angioplastias.

Tampoco hay inventarios de insumos, fármacos y equipos médicos de uso corriente. El informe añade que de los 239 productos de este tipo, 200 estaban agotados en el país y el resto se conseguía luego de muchas dificultades. Resucitadores, reactivos para diagnósticos de sífilis, hepatitis y HIV, kits para citologías, guantes y cinchas para el tratamiento de incontinencia urinaria femenina son algunos de las ausencias. Tampoco hay cepillos para el lavado de manos ni batas, indispensables para cualquier intervención quirúrgica.

En cifras

* 12,3 % fue el índice de inflación en el sector de servicios hospitalarios hasta marzo, mucho más que el promedio nacional de 9,8 % hasta ese mes.

* 83 % de los afiliados a la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales cerró sus balances de 2013 en rojo, luego que el Gobierno regulara el año pasado los precios que debían cobrar las clínicas privadas por sus servicios.

Fuente: La Verdad

AJV

Leer mas:


Fuente de la noticia: Informe 21